Previta

uñas enterradas

Casi todos hemos padecido de una uña enterrada y sabemos lo dolorosa que puede ser esta situación, el día de hoy te brindaremos información importante sobre las uñas, cuáles son los motivos más frecuentes por los que se entierran y por qué ir al médico es tu mejor opción.

¿Qué es la uña?

La mayoría piensa que la uña es solo la lámina transparente que se ve en cada dedo, pero realmente a la uña la componen cerca de 8 partes, de las cuales solo 1 es rígida y las demás son blandas.

La Lámina Ungueal es la capa rígida visible de nuestra uña, esta va desde el borde del dedo hasta la zona con forma semilunar donde inician los pliegues del dorso del dedo, esta parte es la que identificamos como uña (solo es 1 de las ocho que la componen).

A la parte blanda que normalmente rodea o está por debajo de la Lámina Ungueal, se le llama banda onicodérmica o paroniquio.

¿Por qué se lastiman los costados de la uña?

Los costados o paroniquios son los pliegues laterales que abrazan la lámina ungueal (uña), la cual protege de bacterias, virus y hongos, cuando estos se llegan a cortar pueden provocar que la uña se entierre y se infecte.

Las causas más comunes por las que se entierran las uñas son:

  • Uso de zapatos inadecuados: cuando el calzado crea una presión inadecuada (cuando el zapato es chico) ocasiona que la uña se deforme y vaya cortando su camino hacia el interior del dedo.
  • Un mal corte de uñas: un corte inexperto o muy profundo, permite que los bordes alrededor de la punta de la uña se cierren sobre el espacio vacío y cuando la uña crece en esta zona, poco a poco va generando la uña enterrada.
  • Lesiones externas: los golpes con suficiente fuerza, pueden producir fractura de la uña y que el fragmento se entierre en los bordes laterales, la contracción y lesión que sufre la piel solo agrava el caso.

¿Con quién debes acudir?

Lo ideal para poder erradicar el problema es acudir con un médico de primer nivel, el cual evaluará el caso y con el uso del instrumental necesario realizará el tratamiento adecuado para tu caso, entre los procedimientos que podría realizarte están: retirar el pedazo de uña enterrada (exéresis parcial), retirar toda la uña (exéresis total), cortar la zona lateral de la piel (plastia digital) y retirar el pedazo de uña y cauterizar la piel (matricectomía).

Pros y contras de los tratamientos

Exéresis: El retirar la uña o una de sus partes, es una técnica que requiere destreza y un ambiente limpio (como un consultorio), esta debe ser realizada por un experto en salud cuando el caso lo amerita.

Pros: Es fácil de realizar y resuelve el problema aun cuando exista infección.

Contras: Es dolorosa y puede volver a enterrar.

Exéresis parcial: es similar a la exéresis total, esta es utilizada en los casos limitados solo a un pequeño pedazo de uña y sin infecciones graves.

Pros: Es rápida y fácil de hacer, necesita menos cuidados y la realiza un médico general.

Contras: Es dolorosa y no garantiza evitar recaídas.

Matricectomía: Es una técnica médica enfocada a tratar y erradicar el problema.

Pros: Es un procedimiento que debe realizar un médico y evita al 100% que se vuelva a enterrar la uña.

Contras: No se puede realizar cuando se tiene infección grave, el procedimiento llega a ser doloroso y su recuperación es la más lenta.

¿Qué hacer para prevenir casos de uñas encarnadas?

  • Evita que tu calzado sea justo o rígido
  • Espera a que tus pies estén secos antes de ponerte el calzado
  • Si tienes infecciones como pie de atleta y hongos en las uñas (onicomicosis), recibe tratamiento lo antes posible para que no se deforme tu uña
  • Al recibir golpes, pisotones u otros impactos ve con un médico para que revise tus pies.
Dr. Carlos Ricarte

Dr. Carlos Ricarte

Si te gusto este contenido compártelo para que más personas sepan como cuidar sus uñas.

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn